Saca partido a tu marca

Una buena marca no solo te define como empresa, también crea empatía en tu público, conforma e identifica a tu audiencia que se sentirá especial y diferente.

Esta conexión entre tu marca y tu audiencia te convertirá en un referente en tu sector y por eso es importante tener en cuenta cada detalle.

Y con cada detalle no debemos olvidar esas acciones que emprendemos en nuestra marca y que se hacen físicas, toda esta zona off line que nos trasladan más a sentidos como el tacto por ejemplo.

Más allá de las redes sociales, más allá de internet, está esa fisicidad, esa caricia, que pone en acción nuestros sentidos.

Es el caso por ejemplo de una tarjeta de visita. Ese pequeño trocito de identidad, que va rodando de una mano a otra, nos fascina…Y es que este pequeño cartoncito lleva nuestra marca hasta rincones que desconocemos. No sabemos si acabarán en un cajón, o en un tarjetero, o en una estantería, si finalmente se pondrán en un lugar a la vista de todos o simplemente quedarán olvidadas en cualquier rinconcito. Sin embargo si sabemos, o esperamos tener la certeza, de que a alguien le deje esa huella que le permita acudir a ella cuando necesite ayuda.

Este pequeño cartoncito hace magia.