¿Qué te limita?

¡Hola! Hoy quería reflexionar un poco sobre el motivo por el que muchas veces, a pesar de tener formación, conocimiento, experiencia… no nos sentimos capaces de hacer realidad nuestros propios sueños. ¿Por qué a veces nosotros mismos bloqueamos nuestras propias ilusiones y ponemos freno a lo que más queremos? ¿Qué es eso que tanto nos limita? ¿Verdad?

Tuve un profesor que me decía siempre que hay millones de buenas ideas al día que no llegan a ninguna parte. Y qué cierto era, ¿no os parece?

Lo cierto es que curiosamente nuestro yo interno es muy poderoso. Nuestro cerebro suele, por instinto, buscar la comodidad más absoluta y por eso nos bloquea en nuestros intentos por volar algo más lejos.

Este yo interno suele poner miles de excusas… qué pensarán los demás, qué dirán sobre mi aspecto, cómo me tratarán si no triunfo, etc. En fin, cualquier excusa es buena para derrotar al aventurero, al que tiene iniciativa, al que se expone, al que crece, al que inventa, al que cree que todo es posible, al triunfador.

Pues sí, puede que si te lanzas a emprender, si te plantas delante del mundo a gritar a los cuatro vientos lo bueno que eres, muchos te critiquen, pero también puede que haya muchos otros a los que inspires, a los que llenes de entusiasmo, a los que enamores. 

Gran parte del camino para llegar a la meta pasa por exponerse, exponerse tal cual, sin barreras, aceptándose y queriéndose.

En los negocios hay que alejarse de lo personal, no olvidar que estás ahí para cumplir tus sueños y no para perder el tiempo en aquello que no te aporta nada. Tú eres importante y eres quién se debe sentir feliz por el trabajo hecho. No tengas miedo a las críticas, tómalas profesionalmente y utilizalas para mejorar. 

Muchas veces también nos sentimos acomplejados por el síndrome del intruso. Nos sentimos muy pequeños frente a la competencia. Pero recuerda, hay miles de profesionales que trabajan en lo mismo que tú, pero solo tú eres tú y por eso haces tu trabajo de forma única, diferente y especial. 

No tengas miedo, busca tu sueño, haz de tu sueño tu modelo de vida, busca tu diferencia, comunica por qué eres especial y grita, grita a todo pulmón cómo eres y todo lo que has conseguido. 

Y a ti, ¿qué te limita?